Como bajarle la temperatura a un gato

¿Cuánto dura la fiebre felina?

Cuando su gatito se encuentra mal, no puede pedirle exactamente un analgésico o una bolsa de hielo para sentirse mejor, así que es posible que se pregunte: “¿tiene fiebre mi gato? Y, ¿cómo puedo saber si la tiene?”. Aprenda a identificar los síntomas, las causas y el tratamiento relacionados con la fiebre de su gato.

Existen signos reveladores cuando los humanos tienen fiebre, y estos mismos síntomas también son visibles en los gatitos, como falta de apetito, debilidad o letargo, escalofríos, deshidratación u orejas calientes al tacto. Además de un ritmo cardiaco acelerado y/o un aumento de la frecuencia respiratoria, los gatos pueden presentar otros síntomas específicos de la enfermedad que puede estar causando la fiebre alta, dependiendo de qué dolencia esté preocupando a su amigo felino.

La forma más concluyente de determinar si su gato tiene fiebre es tomarle la temperatura. La temperatura corporal normal de un gato oscila entre 99,5 y 102,5 grados Fahrenheit. Una temperatura por encima de este rango puede indicar fiebre.

Los termómetros de oído pueden ser más fáciles y cómodos para los padres de mascotas, pero como explica Petcha, “la forma mejor y más económica de tomar la temperatura a su gato es utilizando un termómetro pediátrico rectal de vidrio o digital. Para tomar la temperatura a su gato suelen ser necesarias dos personas: una para sujetar al gato y otra para introducir el termómetro.” Asegúrese de lubricar el termómetro con vaselina y dejarlo dentro durante al menos dos minutos para obtener el resultado más preciso. Asegúrate de no introducir demasiado el termómetro rectal, ya que el tejido rectal es sensible y puede causar daños a tu gato. Además, nunca utilices un termómetro de mercurio en tu gato porque si el termómetro se rompe puede ser muy perjudicial para su salud y su vida.

  Alerta: ¿Por qué mi gato vomita saliva? Descubre las posibles causas

Tratamiento de la fiebre felina

Algunos gatos no toleran que se les tome la temperatura en casa. En muchos casos, es más seguro para todos que su gato sea atendido por un profesional. Si le preocupa la temperatura de su gato, siempre es una buena idea acudir al veterinario para que le haga un chequeo.

La temperatura normal de un gato puede oscilar entre 99 y 102,5 grados Fahrenheit. La temperatura de un gato también cambiará a lo largo del día. Los cambios diarios normales en el nivel de actividad, la tasa metabólica y la temperatura ambiental pueden afectar a la temperatura corporal de su gato.

Un gato sano probablemente no necesite que le tomen la temperatura con regularidad. Sin embargo, si su gato no se comporta como él mismo, su veterinario puede recomendarle que le tome la temperatura en casa. Esto puede ayudarles a usted y a su veterinario a decidir si es necesario un chequeo.

Hay muchas razones por las que un gato puede tener una temperatura corporal inferior o superior a la normal. Una enfermedad, una lesión o el estrés pueden contribuir a alterar la temperatura corporal normal de un gato. Los cambios de temperatura corporal son especialmente preocupantes si son graves o persisten durante más de 24 horas.

Cómo saber si tu gato tiene fiebre sin termómetro

En general, tanto en perros como en gatos, la fiebre se produce cuando se activa el sistema inmunitario del animal. Esto se debe a la presencia de alguna anomalía concreta en el organismo. No todos los problemas de salud se traducen en fiebre, así que te traemos las causas más comunes en gatos que sí lo hacen:Aunque éstas son las razones más comunes por las que un gato puede desarrollar fiebre, es importante recordar que es sólo un síntoma de los muchos posibles. Para identificar la causa subyacente de la fiebre en su gato, es esencial prestar atención a su comportamiento general. De este modo, podrá iniciar el mejor tratamiento. Ciertas enfermedades, como el moquillo, los tumores o la leucemia, deben tratarse rápidamente debido a sus elevadas tasas de mortalidad.

  ¿Tu gato tiene obstrucción intestinal?

Los propietarios de mascotas preguntan a menudo cómo saber cuándo un gato tiene fiebre, preocupados como pueden estar por los cambios de comportamiento de su amigo felino. Es observando este comportamiento y vigilando los cambios físicos como podemos determinar si efectivamente hay fiebre. Un gato con fiebre presentará varios o todos los síntomas siguientes:La mayoría de las enfermedades de los gatos que tienen fiebre como síntoma suelen desarrollar también otros síntomas como diarrea, vómitos, estornudos o tos.

Tratamiento de la fiebre de los gatitos

Tanto si se trata de usted como de su gato, tener fiebre no es necesariamente algo malo. Se trata de una respuesta inmunitaria normal que ayuda al organismo a recuperarse de una enfermedad eliminando las bacterias sensibles al calor. El calor de la fiebre también aumenta el flujo sanguíneo a los tejidos lesionados para ayudar a repararlos; sin embargo, hay casos en los que la fiebre es peligrosa. Si su gato tiene fiebre, puede ayudarle a reducirla para que se recupere más rápidamente. También hay muchos medicamentos que puede tener en cuenta. Hacer que su gato esté más cómodo le ayudará a superar la fiebre y volver a la normalidad.

Resumen del artículoPara bajar la fiebre de un gato, llévalo a una habitación fresca y oscura con suelo de pizarra o baldosas para que pueda tumbarse y refrescarse. También puedes colocar un ventilador para que sople aire fresco sobre tu gato. Si su gato lo permite, trate de mojarle suavemente el pelaje con agua fría utilizando un pulverizador o un paño húmedo. Asegúrese también de que su gato tiene fácil acceso a agua fresca, ya que la deshidratación puede empeorar la fiebre. Si la fiebre de su gato supera los 38 grados centígrados, llévelo inmediatamente al veterinario, ya que una fiebre tan alta puede causar daños orgánicos. Para saber cómo tomar la temperatura a su gato, siga leyendo.

  ¿Por qué mi gato ha dejado de jugar? Descubre las causas