Con que bañar a un gato si no tengo shampoo

Puedo bañar a mi gato con shampoo normal

¿Bañar a mi gato? Tiene que ser una broma, ¿verdad? Eso fue lo primero que pensé cuando mi gata Zoe intentó trepar por la chimenea y bajó hecha un desastre de hollín. Por suerte, no se hizo daño, pero no era seguro que lamiera todas esas cenizas, así que se metió en el fregadero. Por alguna razón sobreviví y viví para contarlo.

Afortunadamente para ti y para tu gato, nuestros amigos felinos no necesitan baños regulares como sus homólogos caninos. Los gatos suelen bañarse y acicalarse bien por sí solos, utilizando su áspera lengua para limpiar y alisar su pelaje. Por supuesto, esto puede producir algunas bolas de pelo asquerosas, pero eso es otra historia peluda.

Sin embargo, hay ocasiones en las que un gato necesita ser lavado con agua. Sí, lo he dicho. Con agua. ¿Cómo bañar a un gato si no tengo shampoo? ¿Es seguro bañar a un gato?. Pues sí. De hecho, los gatos pueden necesitar un buen baño por varias razones.

 

Puedo bañar a mi gato con shampoo normal

Los centros de rescate utilizan jabón de fregar para eliminar el aceite de la fauna afectada por la contaminación. Por lo tanto, también vas a hacer un gran trabajo para limpiar el pelaje de tu gato si termina cubierto de mugre pegajosa o aceitosa.

1. Champús húmedos tradicionales. Los champús tradicionales son champús normales con una fórmula suave para mantener limpios el pelaje y la piel de su gato. Dependiendo del tipo de piel de tu gato, las opciones incluyen champús para piel normal a sensible.

2. Champú y acondicionador. Estas mezclas suelen ser un solo producto, lo que las hace más económicas. Aunque los gatos no necesitan acondicionadores, el uso de una mezcla de champú ayuda a mantener el pelaje de su gato suave, lustroso y brillante.

  Remedios Caseros para Evitar que tus Gatos Marquen su Territorio

3. Champú seco o sin agua. Si a su gato no le gusta el agua, puede considerar la posibilidad de utilizar un champú sin agua. La mayoría de estos productos vienen en formato toallitas, polvo y spray. Se desaconseja a los dueños de mascotas utilizar productos con aceites esenciales porque pueden dañar el pelaje de su gato.

4. Natural. Busque champús con ingredientes naturales y ecológicos. Ingredientes totalmente naturales como la avena, el aloe vera ecológico, el extracto de coco y el aceite de almendras en el champú para gatos son terapéuticos y calmantes para la piel y el pelaje. Además, proporcionan un olor fresco y mantienen limpio el pelaje. También es útil para combatir la irritación cutánea, favorecer la cicatrización e hidratar la piel sensible y seca.

Bañar al gato con champú para gatos

Para bañar a tu gato, empieza cepillándolo para deshacerte de nudos y enredos, que serán más fáciles de quitar antes de que tu gato se moje.

A continuación, lleva al gato al baño y cierra la puerta del baño por si intenta escapar. Llena la bañera con unos centímetros de agua tibia y coloca a tu gato dentro de ella.

Lávalo del cuello para abajo con champú para gatos y agua, y procura que no le entre champú en los ojos, la nariz, la boca o las orejas. Cuando hayas terminado, envuelve a tu gato con una toalla y frótalo suavemente para secarlo.

Con qué lavar a un gato si no tengo shampoo

Lavar a un gato sin shampoo es posible, y a veces es necesario cuando tu gato se ensucia o tiene algún problema en la piel.  Pero… ¿si no tengo shampoo para gatos qué puedo usar?

  Sarna vs Tiña en Gatos: Descubre las Diferencias

Aquí te proporciono algunas alternativas suaves y seguras para lavar a tu gato sin usar shampoo:

1. Agua tibia:

  • La temperatura del agua es esencial. Asegúrate de que esté tibia, no caliente ni fría, para que tu gato se sienta cómodo. Llena una bañera o fregadero con suficiente agua tibia para sumergir a tu gato hasta la mitad de su cuerpo.

2. Acondicionador para gatos:

  • En lugar de shampoo, puedes usar un acondicionador específico para gatos. Asegúrate de que sea suave y sin fragancias fuertes ni ingredientes irritantes. Aplica una pequeña cantidad de acondicionador diluido en agua tibia y masajea suavemente el pelaje de tu gato.

3. Harina de avena coloidal:

  • La harina de avena coloidal es conocida por sus propiedades calmantes para la piel. Puedes encontrarla en algunas tiendas de mascotas o farmacias. Mezcla una pequeña cantidad con agua tibia para crear una pasta suave y aplícala sobre el pelaje de tu gato. Masajea suavemente y luego enjuaga bien.

4. Enjuague con vinagre de manzana:

  • El vinagre de manzana diluido puede ayudar a eliminar olores y dejar el pelaje de tu gato suave y brillante. Mezcla una parte de vinagre de manzana con tres partes de agua tibia y utiliza esta solución como enjuague después de lavar a tu gato.

5. Jabón suave para bebés:

  • En caso de no tener ningún producto específico para gatos a la mano, puedes optar por un jabón suave para bebés, preferiblemente sin fragancias ni ingredientes irritantes. Diluye el jabón en agua tibia y aplícalo con suavidad sobre el pelaje de tu gato.
  Cómo saber cuando una gata va a parir

6. Enjuague completo:

  • Sea cual sea el producto que elijas, asegúrate de enjuagar completamente a tu gato con agua tibia para eliminar cualquier residuo. Asegúrate de que no queden restos de productos en su piel, ya que pueden causar irritación.

7. Secado suave:

  • Después de lavar y enjuagar a tu gato, sécalo con cuidado utilizando una toalla suave y tibia. Si tu gato tolera el secador de pelo a baja temperatura, puedes usarlo a una distancia segura para secar su pelaje completamente.