Gato negro el felino de la buena suerte

Significado espiritual del gato negro

Por desgracia, muchas personas de todo el mundo creen que los gatos negros traen mala suerte, especialmente cuando se cruzan en su camino. Siga leyendo para descubrir el origen de estas supersticiones.  En el Antiguo Egipto, las cosas seguían siendo buenas para los gatos negros. Se les adoraba, al igual que a sus compañeros más coloridos. El dios egipcio de los gatos, llamado Bastet, era representado a menudo como una mujer con cabeza de gato negro, así que nuestros felinos negros no tenían nada que temer.

En la Edad Media, en Europa, los gatos negros se asociaban a menudo con las brujas. En la década de 1560, en Lincolnshire, Inglaterra, en una noche sin luna, un padre y su hijo viajaban cuando un gato negro se cruzó en su camino. Lanzaron piedras al gato hasta que el pobre animal huyó a la casa de una mujer que en ese momento estaba siendo acusada de bruja. Al día siguiente, el padre y el hijo vieron a la mujer que vivía en la casa. Estaba coja y magullada, por lo que supusieron que las brujas podían convertirse en gatos negros por la noche para vagar sin ser observadas. Esta creencia se extendió a EE.UU. con los primeros colonos y se mantuvo firmemente durante los juicios por brujería de Salem.

 

Gato negro buena suerte

Durante la Edad Media, los gatos negros se asociaban principalmente con las brujas, la brujería y la magia negra.    Las diferentes teorías decían que los gatos negros eran en realidad brujas, demonios o espías de las brujas disfrazados.    De hecho, y muy tristemente, los gatos negros de las brujas fueron asesinados junto con sus dueños durante los juicios a las brujas de Salem en el siglo XVII.

  Cómo atraer a un gato perdido en apenas minutos

Otra teoría es que durante la época medieval, los animales negros (incluidos los cuervos) se consideraban mensajeros de la muerte.    Esto parece haber evolucionado hasta las supersticiones actuales de que los gatos negros que se cruzan en tu camino dan mala suerte (por el contrario, un gato blanco que se cruza en tu camino se considera de buena suerte).

La “verdad” que yo suscribo es que los gatos negros dan buena suerte.    Obviamente, mis propias pruebas anecdóticas (me encantan los gatos negros, incluso soy el orgulloso guardián de uno llamado “Max”) y mis creencias personales son tan buenas como los sólidos estudios científicos sobre el tema, así que digamos que la ciencia está asentada en esto.    Gatos negros = buena suerte.

Por desgracia, algunos estudios demuestran que las supersticiones reducen ligeramente las tasas de adopción y aumentan las tasas de eutanasia de los gatos negros en comparación con otros colores.    Es una verdadera lástima teniendo en cuenta las maravillosas (y extremadamente afortunadas) criaturas que son.

¿Los gatos negros qué tienen que ver con la suerte?

La superstición de que los gatos negros traen buena suerte se remonta al antiguo Egipto, donde se creía que los gatos negros eran la encarnación de Bastet, la diosa de la protección, la fertilidad y la maternidad. Algunos historiadores especulan que esta creencia se debía al contraste entre el pelaje brillante de los gatos negros y sus ojos oscuros, que se creía que se asemejaban a la luna por la noche – ambos asociados con la magia y la espiritualidad en la antigüedad. Aunque esta creencia se ha extinguido en la mayor parte del mundo, todavía hoy muchos la mantienen. A continuación, conozca por qué se considera que los gatos negros dan suerte…

  Gato doméstico de pelaje corto

Según el mito, los gatos negros se consideran de buena suerte por varias razones. La razón más común es una superstición sobre las brujas. Como los gatos negros se utilizaban a menudo en los rituales, aquellos que los poseían eran inmediatamente sospechosos de brujería y sufrían una brutal persecución como resultado. Debido al trato que recibían a manos de las turbas ignorantes, los gatos negros se han convertido en un símbolo de buena suerte en general y han pasado a asociarse con la prosperidad y la felicidad.

La superstición del gato negro da buena suerte

Si es dueño de un gato, sabe que su amigo felino es una fuente de compañía, diversión y sesiones de acurrucamiento en el regazo. Pero, ¿sabía que ciertos tipos de gatos eran maltratados y temidos debido a las supersticiones? Por supuesto, todos sabemos que un “gato negro” es una supuesta decoración espeluznante de Halloween y que nadie quiere que uno se cruce en su camino, pero ¿de dónde vienen estas ideas?

Durante la Edad Media, los normandos y germanos adoptaron muchas creencias supersticiosas y místicas. Una de las más populares era asumir que los gatos negros tenían poderes siniestros y oscuros. Esto no sólo estaba reservado a los gatos negros: los cuervos negros se consideraban un mal presagio que auguraba la muerte. De ahí viene la superstición de que un gato negro que se cruza en tu camino da mala suerte, y el miedo en torno a los gatos negros era fuerte. De hecho, se produjeron desafortunadas matanzas masivas de gatos negros.

  Cómo adaptar un gato a un perro

Muchas personas equivocadas en la Edad Media creían que las mujeres inocentes eran brujas y utilizaban a los gatos negros como sus secuaces para realizar actos malvados. Creían que las brujas podían convertirse en gatos negros para disfrazarse. Lamentablemente, cientos de miles de mujeres y gatos inocentes fueron asesinados durante la Edad Media.