Alimentos prohibidos para cobayas

¿Cuál es la comida favorita de las cobayas?

Las cobayas son adorables y bonitas, y pueden ser excelentes mascotas para la familia. Pero tienen unas necesidades nutricionales muy particulares que todos debemos conocer. Si lo hacemos bien, podemos mejorar la salud y el bienestar de nuestras cobayas, y también ayudar a prolongar su vida.

 

Las verduras más baratas para las cobayas

Aunque algunas de las preguntas que rodean a ciertos alimentos son legítimas para un nuevo propietario de cobayas (sin embargo, es incluso mejor si se hace una investigación adecuada de antemano), otras cosas son francamente absurdas.

Las cobayas nunca deberían tener acceso a las setas que crecen en el suelo. Muchas setas silvestres son increíblemente venenosas, incluso para los humanos. Por eso siempre se dice que nunca se debe comer una seta silvestre a menos que se esté 100% seguro de lo que es (¡lo que la mayoría de nosotros no sabemos!).

Las setas pueden aparecer en el césped después de la lluvia, especialmente en lugares que no pueden secarse por la exposición al sol. Algunos hongos (que es lo que es una seta) pueden ser diminutos, así que ten siempre en cuenta lo que crece en el suelo donde tus cobayas tienen acceso.

Desgraciadamente, todavía existen algunos alimentos y golosinas de baja calidad comercializados para cobayas que contienen semillas (entre otros ingredientes totalmente inadecuados).

  Cuidados de un huron

Las semillas para pájaros se componen de una mezcla de varios tipos de semillas y granos, como girasol, cártamo, trigo, avena y diferentes tipos de mijo. Algunas mezclas de semillas para pájaros de baja calidad también pueden contener trozos de maíz seco y otras porquerías añadidas (que ni siquiera son buenas para los pájaros).

¿Necesitan las cobayas verduras frescas todos los días?

Los peruanos tradicionalmente no tienen cuyes como mascotas. Para ellos, es un manjar que suele servirse con patatas y salsa. Parece que sigue siendo uno de los países que más comen cobayas.

Otros países sudamericanos que comen cobayas son Bolivia, Colombia y Ecuador. Estas tres naciones, junto con Perú, forman la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Históricamente, el conejillo de indias se utilizaba con fines ceremoniales. Sin embargo, los estudios revelaron evidencias de la cría de cuyes como ganado al menos hasta la década de 1990.

Esta región sudamericana utilizó los cuyes para alimentar a sus comunidades durante más de 5.000 años. Desde 2015, se utiliza como alimento para festivales, como durante las celebraciones religiosas del Corpus Cristi en honor a los santos, incluida María, la madre de Jesús.

Aunque Perú parece seguir siendo uno de los países que más come cuyes, éstos se domesticaron hace unos 3.000 años. Fue entonces cuando la nación empezó a dedicarse más a la agricultura y no a vagabundear tanto.

  De qué se alimentan los hámsters

Dieta para cobayas

Algunas prohibiciones alimentarias pueden definirse como normas, codificadas por la religión o de otro modo, sobre qué alimentos, o combinaciones de alimentos, no pueden comerse y cómo deben sacrificarse o prepararse los animales. Los orígenes de estas prohibiciones son variados. En algunos casos, se cree que son el resultado de consideraciones sanitarias u otras razones prácticas;[2] en otros, se relacionan con sistemas simbólicos humanos.

Algunos alimentos pueden estar prohibidos durante ciertos periodos religiosos (por ejemplo, la Cuaresma), en ciertas etapas de la vida (por ejemplo, el embarazo), o para ciertas clases de personas (por ejemplo, los sacerdotes), aunque el alimento esté permitido en otras circunstancias. En términos comparativos, lo que puede ser declarado no apto para un grupo puede ser perfectamente aceptable para otro dentro de la misma cultura o entre diferentes culturas. Los tabúes alimentarios suelen tener como objetivo proteger al individuo de daños espirituales o físicos, pero en las culturas se aducen muchas otras razones para su existencia. En muchos de ellos se aprecia un trasfondo ecológico o médico, e incluso algunos se consideran de origen religioso o espiritual. Los tabúes alimentarios pueden ayudar a utilizar un recurso de forma más eficiente, pero cuando se aplican sólo a una subsección de la comunidad, un tabú alimentario también puede conducir a la monopolización de un alimento por parte de los exentos. Un tabú alimentario reconocido por un determinado grupo o tribu como parte de sus costumbres, contribuye a la cohesión del grupo, ayuda a ese grupo concreto a destacar y mantener su identidad frente a los demás y, por tanto, crea un sentimiento de “pertenencia”.

  Jaula para hamster casera