Cuidados de un huron

EL CUIDADO DE LOS HURONES

Según algunas interpretaciones de textos antiguos, los griegos y los romanos fueron los primeros en utilizar hurones para la caza. A lo largo de la historia, y en toda Europa, las referencias históricas relatan cómo los hurones eran utilizados para perseguir conejos, ya sea para cazar por placer o porque se comían las cosechas.

Aunque se utilizaban habitualmente para cazar, los hurones han sido domesticados desde hace miles de años.    En los tiempos modernos, recuperaron su popularidad como mascota doméstica en los años 70, y hoy en día hay clubes enteros, especialistas, eventos y competiciones dedicados sólo a los hurones.

 

  Por qué mi hámster se quiere salir de su jaula

Cómo cuidar a su hurón

Los hurones son mascotas populares debido a su personalidad amistosa y extrovertida. Curiosos por naturaleza, un hurón puede proporcionar horas de entretenimiento a su dueño. Sin embargo, requieren muchos cuidados y atención. Para tener un hurón como mascota, hay que crear un entorno de jaula adecuado con una caja de arena, cuencos para la comida y el agua y juguetes. Además, llevar al hurón al veterinario cada año garantizará que se mantenga sano y feliz.

Los hurones son mascotas juguetonas que resultan muy entretenidas de ver. Estos animales largos y delgados son inteligentes y curiosos, por lo que requieren entrenamiento y mucha interacción con las personas. Algunos dicen que son como una combinación de tener un gato y un perro. Les gusta la atención y pueden establecer un estrecho vínculo con sus humanos. Su dieta es bastante sencilla y su alojamiento es bastante fácil de preparar. Sin embargo, tendrá que acondicionar su casa a prueba de hurones para el tiempo que pasen fuera de la jaula.

  Nombres para una cobaya