Mi hamster no sale de su casa

Cómo hacer que tu hámster salga de su escondite

Mucha gente considera que los hámsters son una gran mascota de iniciación por lo fáciles que son de cuidar, lo cual es cierto, hasta cierto punto. Los hámsters siguen siendo criaturas complejas que viven y respiran y que a veces hacen cosas que pueden confundirnos o preocuparnos, como esconderse en su casa y no salir. Es muy probable que no haya que preocuparse, pero siempre es mejor prevenir que curar.

Entonces, ¿por qué mi hámster no sale de su casa? Dependiendo del tiempo que tengas a tu compañero, es probable que la culpa la tenga el entorno de tu hámster, aunque puede haber otros factores que puedan suponer un problema.

Este artículo examinará cómo responden los hámsters al cambio y qué necesitan de su entorno. También hablaremos de la enfermedad, las lesiones y la edad como factores impulsores de este comportamiento, y discutiremos brevemente los instintos de anidación.

Algunos animales manejan el cambio mejor que otros, al igual que las personas. Los hámsters, sin embargo, tienden a manejarlo bastante mal, sobre todo debido al hecho de que son animales de presa. Esto significa que, en la naturaleza, los hámsters son cazados por muchas especies y han evolucionado para tener miedo de casi todo.

 

Por qué mi hámster no sale de su madriguera

Asegúrate de que tu hámster no esté estresado. Es posible que haya que sustituir las jaulas pequeñas por otras más grandes y que tengas que cambiar la ubicación de la jaula. Si la jaula está junto a una ventana, los pájaros del exterior pueden parecer amenazantes para tu hámster y si la jaula está cerca del suelo o si tienes un gato que puede llegar a ella, puede ser necesario cambiarla de sitio para que tus otras mascotas no asusten a tu hámster.

  Esperanza de vida huron

Por qué mi hámster no sale por la noche

Mucha gente decide que su primera mascota sea un hámster, por muchas razones. Son divertidos, bonitos, buenos con los niños y relativamente fáciles de cuidar. Pero eso no significa que no haya que trabajar. Entre la limpieza de la jaula, la alimentación, el ejercicio y el adiestramiento manual, es posible que se sienta abrumado las primeras semanas. No busque el botón de retorno. En su lugar, piense en los sencillos pasos que puede seguir para afrontar su nueva empresa. Así es como se cuida un hámster.

Bueno, sí y no. Dedicarás mucho menos tiempo (y dinero) a cuidar a tu pequeña mascota que a un perro grande. Pero sigue siendo necesario atenderlo todos los días. Sus instrucciones de cuidado estándar incluyen la alimentación diaria, el cambio de agua y la manipulación. Así es, tienes que establecer un vínculo con tu hámster para que se acostumbre a ti y mantenerlo jugando con él todos los días.

  De qué se alimentan los hámsters

A tu hámster le encantarán los mimos, siempre que empieces pronto y le acaricies constantemente. Recuerda que los hámsteres, al igual que otros mamíferos, utilizan el sentido del olfato, y puedes empezar por situarte cerca de su jaula y hablarle si está asustado. Estos animales se vuelven agresivos si no se les domina, por lo que el trato frecuente debe ser tu prioridad.

Mi hamster no sale de su casita

Si tu hámster no sale de su casita, es posible que se deba a diferentes motivos. Primero, asegúrate de que la casita sea lo suficientemente grande para tu hámster. Si la casita es demasiado pequeña, tu hámster puede sentirse estresado y poco cómodo, lo que lo llevará a permanecer dentro de ella en todo momento. Asegúrate de que la casita tenga el tamaño adecuado para tu hámster, proporcionándole un ambiente cómodo y espacioso.

Otra razón por la que tu hámster puede permanecer dentro de su casita es porque está asustado o estresado. Si has cambiado recientemente la ubicación de la casita o has introducido nuevos elementos en su jaula, como juguetes o accesorios, puede ser que tu hámster se sienta incómodo y no quiera salir de su escondite. En este caso, dale a tu hámster un poco de tiempo para que se acostumbre a los cambios y se sienta más seguro.

Por último, tu hámster puede estar enfermo o sentir dolor. Si notas que tu hámster no sale de su casita y no come o bebe, es posible que esté enfermo. Llévalo al veterinario para que lo revise y determine si necesita algún tratamiento o cuidado especial.

  Casa para hamster de madera

En resumen, si tu hámster no sale de su casita, asegúrate de que la casita sea lo suficientemente grande, que tu hámster se sienta cómodo y seguro, y que esté saludable. Con un poco de atención y cuidado, tu hámster se sentirá cómodo y seguro para explorar y disfrutar de su entorno.