Raza de perro Akita

Personaje Akita inu

Hay dos razas de Akita; el Akita japonés que es blanco, rojo o atigrado y el Akita americano que viene en una amplia variedad de colores incluyendo negro, negro atigrado, azul atigrado, marrón, marrón atigrado, atigrado, leonado y leonado atigrado.

Los Akitas son perros grandes y fuertes y, por lo tanto, no son realmente adecuados para el dueño de un perro por primera vez.    Esto no quiere decir que el Akita no sea una mascota familiar cariñosa y leal, el punto principal a destacar es que deben ser entrenados y socializados desde una edad temprana.

El Akita ha tenido una historia larga y problemática.    Se dice que el Akita se originó en Japón en la ciudad de la prefectura de Akita, que se encuentra en la isla de Honshu.    La raza se llamaba originalmente Perro Odate, pero el nombre se cambió a Akita en 1931.

 

Perros grandes Akita

Aunque el Akita puede ser sorprendentemente dulce y cariñoso con los miembros de la familia, esta raza se adapta mejor a un propietario experimentado y a un hogar sin niños pequeños ni otros perros. Si tiene un hogar pequeño y decide que el Akita es la raza adecuada para usted, tendrá un compañero leal y firme para toda la vida.

  La cera en los oídos de perros: descubre cómo prevenirla

El Akita es originario de Japón y recibió su nombre por su región de origen. La raza se desarrolló como perro guardián y cazador polivalente en las montañas del norte de Japón, donde se remonta a varios cientos de años o más. Tradicionalmente, el Akita representa la salud y la buena suerte para el pueblo japonés. Japón declaró al Akita monumento natural japonés en 1931 e instituyó un estándar de la raza en 1934.

Requisitos de ejercicio: Nivel de energía medio: Promedio Rango de Longevidad: 10-12 años Tendencia a babear: Baja Tendencia a roncar: Baja Tendencia a ladrar: Baja Tendencia a cavar: Baja Necesidades sociales/de atención: Moderado

La cola llena y enroscada es proporcional a su gran cabeza. El Akita macho mide entre 26 y 28 pulgadas y pesa alrededor de 110 libras (50 kilogramos). La hembra mide entre 24 y 26 pulgadas y pesa alrededor de 80 libras (36 kilogramos). El amplio pecho y el cuello del Akita sirven de base sólida para la gran cabeza, el rasgo más distintivo del Akita. La cabeza ancha y el hocico corto forman un triángulo romo cuando se mira desde arriba. El Akita tiene ojos pequeños y orejas erectas, lo que da a la raza una expresión muy digna. El cuerpo es musculoso y las patas son rectas y fuertes. La cola es grande y llena, y se lleva en alto, normalmente enroscada sobre el cuerpo.

  Endurecer el cartílago de las orejas en perros

El pelaje del Akita es de corto a medio y muy denso. El subpelo grueso y suave hace que el Akita se adapte bien a los climas más fríos, aunque el pelaje se adelgaza considerablemente durante los meses más cálidos. La capa exterior, o pelo de guarda, es ligeramente más larga y áspera. Algunos Akitas tienen el pelo largo y, aunque no es correcto para fines de exposición, son perros atractivos por derecho propio. Los colores del Akita incluyen el blanco, el atigrado y el pinto. Los Akitas blancos no tienen máscara. El pinto tiene un fondo blanco con grandes manchas de color que cubren el cuerpo. El subpelo puede ser de un color diferente al del pelaje exterior, pero los colores son siempre claros y atrevidos. La llamativa apariencia del Akita ha contribuido a su constante crecimiento en popularidad.

  ¿Por qué mi perro respira rápido y rechaza la comida?

Relacionados